Ads 468x60px

Featured Posts

-

Alejandro Macías, presentador de TV y bloguero

EL EMPLEADO DEL MES DE FEBRERO

"Como presentador procuro no hacer cosas que me molestarían como espectador"

Alejandro Macías, nuestro nuevo empleado del mes, es presentador, periodista, bloguero, un gran conocedor de la tele del pasado que reivindica en su blog 'Carta de ajuste' y hasta prologuista de libros catódicos. Así que ahora vendría un alarido de esos de José Luis Moreno para enfatizar tanto conocimiento, pero como le parecen horteras y predica la humildad pasaremos directamente a la entrevista.

Por TELEpatético

-En su blog, dedicado a la tele del pasado, solo se habla bien de los programas y sus profesionales. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?
-Ni mucho menos, debería revisar con más atención mi blog, señor TELEpatético. He criticado unos cuantos programas desde el blog y cuando repaso la trayectoria de algunos profesionales no me callo los errores (según mi criterio, claro). De hecho, una entrada sobre los fracasos de Ramón García me trajo bastantes disgustos y unos cuantos insultos y amenazas de un anónimo al que era incapaz de hacer entrar en razón y que comprobara que también había hablado de sus sonoros éxitos. 

-Vaya, le aseguro que soy fiel seguidor y me lo leo todo. Sí que empezamos bien la entrevista. Pero permítame decir que es la excepción que confirma la regla.
Mi blog es reivindicativo así que es lógico que, en general, hable de cosas que admire. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? No por definición pero desde luego en épocas pasadas nos encontramos con auténticas joyas y es lo que intento explicar desde esta plataforma. Mi intención es que veamos la tele sin prejuicios, como hacemos con el cine. Ver una serie de los 60 no significa que estemos anticuados y hablar de un programa de la TVE del 58 no implica que apoye la dictadura. Quiero que los estudiantes de Periodismo o Comunicación Audiovisual tengan a su alcance material para entender de dónde venimos y que descubran que no todo lo antiguo está obsoleto. 


"El día que Luis Pancorbo escribió públicamente 
en el blog pensé que era un impostor"


-¿Le ha servido su blog para que se pongan en contacto viejas glorias del medio para agradecerle esos 'improvisados' homenajes?
No las definiría como “viejas glorias” sino como profesionales que quizás ya no estén en activo pero que siguen siendo una referencia para mí. Y sí, he tenido ese privilegio y te aseguro que me ha emocionado. El día que Luis Pancorbo escribió públicamente en el blog pensé que era un impostor. En privado he recibido más agradecimientos y solo puedo responder desde mi gratitud eterna como espectador y profesional por todo lo que nos han dado. Si no fuera por nuestros predecesores…

-Algo habrá visto en la tele del ayer que no le haya gustado. Confiese y dé nombres de programas y presentadores.
Por supuesto, soy un espectador bastante crítico, incluso de pequeño. Recuerdo con cierta ansiedad Planeta imaginario y es un sentimiento que comparto con otros amigos. Algo nos impulsaba a verlo, quizás sus imágenes tan sugerentes y llamativas pero después sufríamos mucho. Hoy lo valoro como un bello ejercicio visual pero no sé si despertaba tanto la imaginación como Miquel Obiols pretendía o más bien generaba pesadillas. En general los programas de José Luis Moreno me han parecido siempre bastante horteras, ya desde la época de Entre amigos¿Cuántas veces al año presentaba a Brigitte Nielsen como una auténtica estrella? Siempre hacía lo mismo el jodío, se pasaba media hora alabando a una gran figura internacional y después veíamos a cantantes mediocres que ni siquiera habían triunfado en su día. También hemos tenido etapas en los informativos de TVE verdaderamente vergonzosas… y parece que han vuelto. Pues claro que ha habido y hay mucha morralla en la programación pero ¿merece la pena recordarla? 

"Que un crítico de televisión diga que un programa
'es una puta mierda' no me parece serio y es
una falta de respeto hacia todo un equipo"

-El lema de su blog es “Otra tele es posible”. ¿Hay algo que salve de la televisión actual?, ¿qué suele ver a gusto?
Es que ese lema es en presente, parece que solo llaman la atención los programas más escandalosos y polémicos, pero hay otra forma de hacer televisión y solo hay que buscar bien en la parrilla. He disfrutado como un enano con la última temporada de Tu cara me suena, un espectáculo con una cuidada puesta en escena y un reparto que genera buen rollo, ¡qué más se puede pedir! Suelo ver Saber y ganar y estoy encantado con Historia de nuestro cine, una oportunidad fantástica para ver películas de las que había leído y oído mucho pero que no estaban a nuestro alcance. Son solo unos ejemplos pero hay muchos más aunque como espectador me siento mucho más cercano a la programación de la BBC (ya sé, ya sé que pensará que es un tópico pero…). Últimamente me ha divertido mucho Doctor Who, me ha inquietado London Spy y estoy intrigado con Dickensian además de alucinar con lo último del gran David Attenborough. 

-Vaya. El anterior empleado del mes, el crítico de televisión de El Mundo Alberto Rey, defendió aquí que "Tu cara me suena es una mierda". Dígame, ¿quién lleva razón en dos opiniones tan enfrentadas?
No existe la razón absoluta, ahora bien, que un crítico de televisión defina de esa manera un programa no me parece serio y es una falta de respeto hacia todo un equipo. Tampoco quiero entrar en polémicas, simplemente es que a un crítico le exijo un criterio y no que se exprese como un troll de Twitter.

-Además de escribir sobre televisión, usted también se ha pasado al otro lado y es presentador. ¿Ha tenido que soportar en alguna ocasión alguna crítica que le haya molestado o dolido? 
En realidad es al revés, soy fundamentalmente un periodista audiovisual y lo del blog surgió como un complemento. Mi ámbito de actuación ha sido local y autonómico así que los medios no se han fijado en mi trabajo, ni siquiera he merecido el honor de ser criticado.


"No suelo leer las críticas en general,
no me llaman la atención"


-¿Cómo valora la crítica de televisión que se hace en España? ¿Hay muchas manías, ensañamientos con determinados personajes o amiguismos en otros casos que lo perdonan todo? ¿Es la crítica de las redes sociales más cruel que la profesional de los medios?
Lo que exijo a un crítico, me da igual el medio, es que sea profesional. En las redes sociales hay espectadores que critican y mucho troll pero no profesionales. Me gustan aquellos que hacen críticas constructivas desde el respeto y la independencia y no los que pretenden lucirse siendo graciosos a costa de los demás. Es una vieja historia que siempre ha rodeado a ese sector, David Niven encarna a uno de esos insensibles en No os comáis las margaritas con Doris Day. Me gusta mucho el trabajo que realiza Borja Terán en La Información y el de Beatriz Manjón en ABC pero porque más bien son cronistas. He de confesar que no suelo leer las críticas en general, no me llaman demasiado la atención. 

-Los espectadores de la Televisión de Galicia le asocian sobre todo con el mundo animal, ya que fue el presentador de 'Criaturas' durante cuatro años. ¿Cómo recuerda la experiencia?
Con muchísimo cariño, por supuesto. Fue un auténtico privilegio vivir todas esas experiencias a las que no hubiera tenido acceso sino fuera porque teníamos una cámara delante. Creo, además, que transmitíamos un mensaje de amor y respeto por los animales que es digno de una televisión pública. 


"El tópico de acostarse con el jefe solo afecta
 a seres bellísimos que no saben conjugar un verbo
y por eso nos preguntamos de dónde salen"


-Para llegar a salir en la tele hay dos tópicos un tanto crueles: acostarse con el jefe o tragar mucha mierda. Dígame que no ha pasado por nada de eso, ni ha visto a nadie que lo sufra, o ya tenemos el titular.
Esos tópicos solo afectan a aquellos seres bellísimos que no saben conjugar un verbo correctamente y por eso nos preguntamos de dónde salen así que me temo que no encajo en ese grupo. 

-¿Por qué hay tanto intrusismo en televisión? ¿Por pasar unos días en 'Gran Hermano' o en el reality que sea le convalidan a uno la carrera de Periodismo?
Bueno, aclaremos algo: en televisión siempre ha habido intrusismo pero no es lo mismo que un especialista en un tema presente un programa sobre ese tema, algo completamente lícito y hasta necesario, y otra muy distinta que una modelo dé la cara en un informativo. De todas formas, los trabajos televisivos que están realizando los ex GH no son precisamente periodísticos, a mí desde luego no me están quitando el trabajo. Son los directivos y programadores los que nos racanean horas de parrilla para dárselas a programas infumables (con periodistas o sin ellos), son cosas distintas y que necesitarían un análisis más profundo para el que, desde luego, no estoy capacitado. 

-Pero nos encontramos que incluso una cadena de televisión como Castilla-La Mancha TV contrata a una actriz en lugar de a una periodista para dar las noticias... 
Pues eso he dicho, es el ejemplo perfecto de intrusismo. Nada más que añadir. 

-¿Qué diferencia hay entre el Alejandro Macías presentador y espectador?
No demasiadas, supongo, soy el mismo. Como presentador procuro no hacer cosas que me molestarían como espectador. 

-Usted también le da a los libros. Es autor del prólogo del libro sobre la televisión de los 90 de Miguel Herrero, ocupando el hueco de Ignacio Salas en el libro anterior. Todo un honor. ¿Cómo surgió?
En realidad fui el sustituto de urgencia de un grande de la tele de los 90 que se había comprometido a escribirlo pero que en el último momento no pudo. Como tengo mucha confianza con Miguel me explicó la situación y me puse manos a la obra enseguida. Fue un honor, efectivamente. Ni siquiera me había planteado que seguía la estela de Ignacio Salas, demasiada presión.

-¿A quién sustituyó?
No estoy autorizado a decirlo y además no me parecería muy justo. La razón por la que no pudo hacerlo fue de peso.

"Quedan muchos sucesores dignísimos de los grande de la tele,
pero la gran mayoría no tiene la oportunidad de demostralo" 


-La muerte de Ignacio Salas, Hermida y tantos otros. Se nos están yendo los grandes. ¿Quedan sustitutos a la altura?
Quedan muchos sucesores dignísimos pero la gran mayoría no tiene la oportunidad de demostrarlo. Es un problema de confianza por parte de los directivos… y, por lo tanto, de libertad para hacer lo que sabes hacer.

-Deme nombres.

El problema es que están ocultos, que no son grandes nombres, que están trabajando desde la sombra o que no han tenido esa oportunidad de demostrar su valía. Podría comenzar con una retahíla de compañeros con los que he tenido la suerte de trabajar y que estoy seguro de que son talentos por explotar... pero a nadie les sonarían.

-¿Para cuándo su propio libro reivindicando a los pioneros de la televisión?
Para cuando una editorial se comprometa a publicarlo como se merece, con abundante material gráfico de calidad y, si es posible, acompañado de un DVD. De todas formas no es algo que me plantee a corto plazo, no sé si tendría el público necesario como para que una empresa realice una inversión en ese proyecto. 


FICHA PERSONAL
-Nombre y apellidos: Alejandro Macías Blanco
-Lugar y fecha de nacimiento: 25 de septiembre de 1977
-Primer recuerdo televisivo: Quizás no sea el primero pero sí el más intenso: el viernes que conseguí que mis padres me dejaran quedarme a ver el Un, dos, tres.
-Qué le hace apagar la tele: Un reality, la gente gritando, discusiones sin sentido o, en general, cualquier programa que ni me entretenga ni me aporte nada. No me gusta perder el tiempo ante la pantalla como un gato que mira la lavadora girar. 

Y sin embargo... te vas

HASTA SIEMPRE, IGNACIO SALAS



Se ha ido un grande. Ignacio Salas lo era. Pese a su humildad que le llevó a no querer homenajes ni premios en vida, todos sabíamos que era grande, muy grande, y le habíamos dedicado ya numerosos premios en secreto, sin que se enterara. O un poco. Como el aprecio que le teníamos muchos espectadores. Porque ahora que hay tanta gente flipada por un programa hecho a cachitos con trozos musicales subtitulados por comentarios jocosos deberían saber que antes, mucho antes, ya existían programas como los que este señor hacía con su inseparable (hasta ahora) Guillermo Summers, en el que todo encajaba a la perfección: cada vídeo, cada palabra, cada frase. Era televisión de edición, lenta y costosa de hacer, pero en al que todo encajaba como un gran puzle. Cuando llenar un ratito de televisión costaba una inmensidad de horas encajando imágenes y pensando las mejores frases. Televisión pensada, reposada, atrevida, divertida, contagiosa. Televisión grande, perfecta, maravillosa. Y siempre por allí andaba Ignacio Salas, un niño grande.

Podría escribir mucho más, pero no lo voy a hacer. He encontrado un texto mucho mejor que cualquier que pueda escribir firmado por un amigo de este blog, Alejandro Macías, que es además el autor del prólogo del libro catódico de los noventa de Miguel Herrero cuyo prólogo ochentero, un libro antes, firmó precisamente Ignacio Salas. La cuadratura del círculo.

Gracias, Ignacio, por tan buena televisión. Fue bonito mientras duró.

Pincha aquí para leer el texto de Alejandro Macías sobre Ignacio Salas.

Premios Mala Uva a las Campanadas de 2015 a 2016

PREMIOS A LO MÁS INSÓLITO DE LAS CAMPANADAS




Cuesta creerlo, pero hemos llegado a la quinta edición de los Premios Mala Uva de TELEpatético. Y estos son los 12 ganadores:

V EDICIÓN PREMIOS MALA UVA de TELEpatético

1- Premio Marisa Naranjo al desliz de cada año: A Ramón García y Anne Igartiburu por el triplete de la noche: Saludar a los espectadores de La 2, que no les estaban viendo (tenían sus propias campanadas), confundirse con el nombre del programa de Bertín Osborne en el que ellos mismos participaron (En la tuya o en la mía y no En tu casa o en la mía) y por asegurar que la retransmisión de la Cabalgata de Reyes sería en "fin de año" cuando apenas faltaban cinco minutos para terminarlo.
2- Premio Si no hay Casera nos vamos... pero si no hay uvas no me caso: A Anne Igartiburu (La1), Cristina Pedroche (A3) y Marta Torné (T5), tres recién casadas, todas en el año recién terminado, que sacaron a relucir en algún momento a sus mariditos. El de Pedroche incluso estaba allí.
3- Premio Espíritu santo, tres en uno: A Anne Igartiburu, por estar dando las campanadas en La 1 pero asomarse a la vez por las campanadas de Antena 3 y La Sexta a través del último anuncio del año (Lidl) protagonizado por ella misma.
4- Premio Estamos de oferta 2x1: A Carlos Sobera y Cristina Pedroche (Antena 3) por su encuentro con los compañeros de La Sexta (en el balcón de al lado) al final de la retransmisión que permitió que acabamos viendo por el mismo precio a los presentadores de dos cadenas en una.
5- Premio a la Inducción al suicidio: A Carlos Sobera (A3)por instigar a su compañera Cristina Pedroche al salir al balcón y decirle "a que te apetece saltar".
6- Premio Miss corona: A Pelayo Díaz (T5) por posar con corona y camisa de fuerza en un mismo pack y comportarse junto a sus compañeras como un aspirante más a miss. Solo le faltó contarnos cuánto sabe de Rusia.
7- Premio los Teletubbies ya tienen sustitutos: A los presentadores de las campanadas de Tele 5, especialmente por el (innecesario) vídeo en el que se tomaban las uvas dando saltitos, grititos y sentándose en el suelo como los Teletubbis.
8- Premio Batallitas de la abuela a la anécdota repetida: A Anna Simon por grabar un pequeño vídeo en Antena 3 contando la misma anécdota sobre su hartazgo por los que felicitan el nuevo año después del 6 de enero.
9- Premio ándale, ándale: A Carlos Sobera (A3), por mimetizarse con un mexicano malo de culebrón al confundir Navidad con la fiesta Carnaval. Se agradeció que no llevara pistola porque su compañera no paró de gritar "a las armas".
10- Premio Sacapuntas a la plaza estaba abarrotada. La 1, Antena 3 y Tele 5 nos contaron que este año, al estar limitado a 25.000 personas el aforo, había mucha menos gente en la Puerta del Sol, aunque el año pasado ellos mismos contaran que hubo 21.000 personas. Pero el premio Sacapuntas es para Andrea Ropero (La Sexta) que los 21.000 le parecieron poco y aseguró que otros años 75.000 personas se reunían en la Puerta del Sol. ¿Haciendo castellers?
11- Premio Rajoy a la primera promesa incumplida. A Andrea Ropero (La Sexta) por asegurar que después de 14 años sin comer uvas "porque no me gustan", esta vez tomaría las 12 en directo cariñosamente preparadas por su compañero Alberto Chicote... y descubrir tras las campanadas por un plano general traidor que acabadas las campanadas seguían en la mesa sin probarlas.
12- Premio En bragas para nada: Para Tele 5 por cumplir literalmente la profecía de quedarse en bragas en la tele y ni así conseguir evitar quedarse en bragas en audiencia al caer al tercer puesto siete años después por detrás de Pedroche (Antena 3), que ni siquiera llevaba bragas en su retransmisión.

Así que si no fallan las cuentas, gana Antena 3 con cinco galardones, seguido de Tele 5 (con cuatro), La 1 (con tres) y La Sexta (con dos). ¡Feliz 2016!












RECUERDA...

Las Campanadas a 2016 en todas las cadenas

LA CRÍTICA MÁS COMPLETA DE LAS CAMPANADAS EN TODOS LOS CANALES (CON LOS 3 ERRORES QUE COMETIERON EN LA 1 DE TVE)

Anne y Ramón vieron por primera vez 2016 con unas gafas que parecen de 2006.



 LA 1 DE TVE: LOS TRES ERRORES DE RAMÓN Y ANNE 
La tele sin anuncios volvió a patrocinar las campanadas con un anuncio (Ilunion de la Once) y recuperó la tradición del primer anuncio del año (Marca España). Entre medio, una embarazada Anne Igartiburu, a la que no se le notaba pese a su vestido ceñido, fiel a su color fetiche rojo, junto un empajaritado y capeado Ramón García celebrando el 20 aniversario de su primera vez en la Puerta del Sol (y que durante toda la noche se había quejado de llevar capa todos estos años en un mal anuncio de una marca de jamón serrano).

Los dos volvieron a ser lo mejor del panorama catódico, elegantes y sin estridencias, aunque no sin equivocaciones. Este año fue el de los errores: Primero, al hacer un mal guiño al programa de Bertín Osborne (donde salieron un día antes) y que Ramón García rebautizó como "En tu casa o en la mía", un error muy habitual para muchos que olvidan que su nombre real es "En la tuya o en la mía". El segundo error llegó al saludar, tanto Anne como Ramón, a los espectadores de La 2 de TVE, que no estaban conectando con ellos, como nos dijeron (ya se equivocaron con lo mismo el año pasado) sino que a esa hora disfrutaban un año más de sus campanadas alternativas. Y como no hay dos sin tres, hubo un tercer error, pronunciado por García, cuando dijo aquello de que todavía nos queda por disfrutar "la Cabalgata de fin de año". Pues se tenían que dar prisa los Reyes Magos porque apenas quedaban ya cinco minutos para el final de año, así que la Cabalgata, como siempre, será mejor que la hagan el 5 de enero.

Pese a eso, estuvieron bien, muy bien, no pasaron demasiado frío, les dio tiempo a saludar a Jesús López, "el relojero de la Puerta del Sol", a dos becarios que se acababan de marchar, a promocionar un copón de series de La 1 (Águila roja, Cuéntame cómo pasó, El Ministerio del Tiempo) y hasta bromear poniéndose unas gafas de guasa del 2016, aunque parecían de 2006, una forma de salir menos formales de lo que acostumbran en La 1. Al final chirrió el enorme protagonismo que le dieron, como el año pasado, a la doble conexión con Canarias que solo sirvió para romper el ritmo.

 LA 2: CON SABRINA A CACHITOS 
Uvas pregrabadas con racimo de plástico
Ya lo hicieron una vez, así que se animaron a repetirlo. Dentro del maratón musical de Cachitos de hierro y cromo reservaron un minutito a medianoche para dar las campanadas pregrabadas... a su manera o como dijo su presentadora, Virginia Díaz, antes de tirar un racimo de uvas de plástico al suelo... unas campanadas "al estilo Cachitos". Cada campanada era la imagen distinta de un cantante de antaño mientras aparecía en grande el numerito en cuestión; Juan Pardo, Lola Flores, Raffaella Carrá... y hasta Sabrina en aquella mítica actuación también de Nochevieja en la que se le salió al teta... aunque aquí la teta se quedó dentro y la decepción de los espectadores fuera por asistir a otras campanadas de La 2 muy pobres en imaginación y recursos.

TVE recurre a Cachitos cada año como una gran fiesta pero no transmite más que tristeza, no por el programa, bastante bien hilado, sino porque supone la retransmisión de una muerte. La muerte de un canal, TVE, que durante años tenía en sus programas a los mejores artistas de éxito internacional actuando y ahora... ahora tiene lo que tiene.

 ANTENA 3: PEDROCHE EN BLANCO Y CARNE 
Pedroche puso 'cara de Rajoy' pero nadie le miró a la cara.
Nada por aquí, nada por allá. Pedroche apareció cubierta hasta el cuello con una enorme capa blanca con aire monjil que todos los espectadores sabíamos que era como un truco de magia y solo buscaba enfatizar el momento striptease para que sus transparencias, ahora en color blanco, provocaran un susto mayor. El vestido tenía, según dijo, "20.300 cristalitos tallados a mano durante 350 horas de trabajo" aunque todos nos esforzáramos por mirar justo donde no había cristalitos sino culo, pierna, canalillo y todo lo que se pudiera ver.


Fue un recurso facilón para tirar del éxito del semidespelote del pasado año, aunque esta vez por si las moscas aclaró que ella iba vestido como le daba la gana y que Antena 3 no le había mandado salir así, faltaría más, la quieren por su intelecto no por su cuerpo. Junto a ella estaba un señor mayor con aires de mexicano y perilla (o bigote porque era lo que destacaba en verdad): Carlos Sobera, irreconocible, extraño, con esa pinta al que la misma Pedroche reconoció que si tuviera el móvil a mano pasaría de él. Toda la retransmisión transcurrió con una irritante música de fondo de ascensor y un montón de logotipos de la cadena, uno de ellos luciendo en el balcón.

Para rellenar los tiempos muertos (estas cosas cada vez son más largas) pusieron vídeos de buenos deseos de otros presentadores de la cadena, como Manel Fuentes, Pablo Motos, Arturo Valls, Juanra Bonet, Arguiñano, Jorge Fernández y Anna Simon. Si no te dedicas al entretenimiento, no tienes derecho a salir en pantalla el 31. Sobera se encargó de enumerar las campanadas, marcadas al compás de unas chapitas publicitarias de Estrella Galicia, cerveza con la que luego brindaron los presentadores haciendo un anuncio en directo. Ella prefirió atiborrarse a uvas y salir después con la boca llena y el gesto de escupirlas por el balcón, algo que seguro que le pareció muy gracioso aunque no lo fuera. El último anuncio  de 2015 fue de Lidl (protagonizado por la chica de la competencia, Anne Igartiburu) y el primero de 2016, de Seguros Catalana Occidente. El momento divertido llegó al final cuando salieron al balcón a saludar y se encontraron a sus compañeros de La Sexta haciendo lo mismo en el balcón de al lado y claro, se pusieron a saludarse entre ellos.

 CUATRO: SIN UVAS PROPIAS 
El canal de Mediaset no tuvo este año tampoco campanadas propias y se sumó a la retransmisión de Tele 5.

 TELE 5: AL ROJO VIVO SIN FERRERAS 
Ay qué calor, Tele 5 vuelve a sus orígenes... el destape.
Ya en la conexión del informativo, en el que aparecieron vestidos poco más que con un albornoz insinuando cachita, quedó claro el intento exhibicionista de la noche que luego remataron en el avance inmediato a las campanadas y al final de las mismas posando despelotados los cuatro con ropa interior roja para ganar la batalla a las transparencias de Pedroche y el morbo de ver si Anne tendría tripita. Carne para la noche.

Esta vez las campanadas no las daban los actores de ninguna serie de la cadena, pero nadie notó la diferencia con los surrealistas guiones más propios de personajillos de una sitcom que de presentadores de carne y hueso. Era el tercer intento de conquistar la noche tras fracasar en las dos ocasiones anteriores del Cámbiame con y sin Jorge Javier Vázquez.  Marta Torné, Cristina Rodríguez, Natalia Ferviú y Pelayo Díaz jugaron a las princesas locas en una conexión surrealista con muchas estridencias, gritos y donde todos hablaban (y gritaban) a la vez y hasta se pusieron a saludar a la familia, cada uno a la suya. Por si alguien se los podía tomar en serio, él apareció con una corona que no quitó ni vestido ni desnudo y algo así como una camisa de fuerza el poquito rato que estuvo vestido, aunque los ojos de la mayoría se fijaran en las tetas de Cristina. Los cuatro estaban en éxtasis, incapaces de decir nada coherente, así que el despelote era una buena forma de distraer la atención mientras se les llenaba la boca de tópicos.

Fue la noche de las casaderas. Anne Igartiburu presumió de boda, Pedroche estuvo arropada por su reciente marido, así que Torné también nos confesó que este año se había casado, aunque nos diera un poco igual. Las campanadas sonaron al ritmo de una publicidad impresa de Coca-Cola, luego brindaron con Estrella Galicia y hasta hubo unos cortes de publicidad larguísimos antes y después con muchos anuncios de autobombo de Tele 5 y Mediaset. El último anuncio del año fue de Ford (antes de aguantar otros siete) y el primero de 2016 de Coca-Cola (al que siguieron otros seis de tirón). Al final, hasta jugaron al espejo mágico y nos repitieron el innecesario momento de verles dando saltitos sin control mientras se tomaron las uvas mientras el realizador estaba obligado a enfocar el reloj de la Puerta del Sol y no a ellos. Al final, alguien pidió un valium para Natalia y sí, fue lo único coherente que escuchamos en toda la noche.

 LA SEXTA: Y CHICOTE CONOCIÓ LA AMISTAD 
Chicote y Ropero posaron al final de las campanadas como dos viejos amigos.
Andrea Ropero (La Sexta Noche) y el cocinero Alberto Chicote fueron los encargados de retransmitir las campanadas en La Sexta para tranquilidad de él, que no logró congeniar con su anterior partenaire en estas andanzas, la también periodista (y fría, muy fría con él) Sandra Sabatés. Esta vez la cosa funcionó mucho mejor en el poco tiempo que tuvieron, ya que fue la retransmisión más corta de la noche, perfectamente escoltada por repeticiones de El club de la comedia para evitar que este año gane en audiencia a Antena 3, que siempre queda muy feo que el hermano pequeño supere al hermano mayor cuando se llevan 16 años.

Andrea Ropero lució vestido corporativo, todo muy verde, mientras Chicote ejerció de cocinero. Preparó unas uvas de melón para quienes no le gustan las uvas, caso de su compañera de la noche, que aseguró llevar 14 años sin probarlas, pero se comprometió a comérselas todas esa noche. Después preparó dos brochetas de uvas al ron, o en mojito, en cualquier caso con mucho alcohol, que al final fue la opción que prefirió ella para quedarse él, qué remedio, con las de melón. En realidad ninguno se tomó las suyas, porque alguien olvidó retirarlas de la mesa y vimos que allí seguían después de las campanadas. No era fácil tomarlas porque mientras sonaban las campanadas (con el anuncio de Estrella Galicia impreso) él contaba los sonidos pares y ella los impares) aunque durante un rato no sabían muy bien si iban por delante o por detrás y casi la lían. Aquí el único saludo en vídeo fue el de Iñaki López (compañero de Ropero) y otra intervención de Miki Nadal, a quien ya vimos en las preuvas de Neox, imitando a un cocinero.

El último anuncio de 2015 fue de Lid (con Anne Igartiburu) y el primero de 2016 de Ford.


 CLAN TV: POCOYÓ TOMÓ SUS PRIMERAS UVAS 
Pocoyó tuvo fallo de raccord pero marcó bien las campanadas.
El nuevo en la plaza fue el canal Clan de TVE, aunque ni Anne ni Ramón se enteraran al saludar junto a los espectadores de La 2 a los de todas las cadenas de RTVE pensando que conectaban con ellos. Pero en el canal infantil de TVE habían montado sus campanadas alternativas envueltas en capítulos musicales de Pocoyo, donde cantaban cosas tan incongruentes como "Pocoyo a la carrera, él quiere llagar la primera", y después un maratón de la otra gran estrella del canal: Bob Espoja.

Las campanadas fueron cosa de Pocoyó y amigos, sentados a una mesa cada uno con su platito de uvas en un microspacio animado que apenas duró minuto y medio. "Hola, amigos, ¿estáis preparados para tomar las uvas cuando suenen las doce campanadas?" preguntaba la voz en off, encargada de retransmitir tras el sonido de los cuartos las doce campanadas con los números marcados en pantalla al estilo de lo que vemos en La 1 mientras un reloj al fondo marcaba las doce. Al final todos se ponían a bailar mientras un mensaje sobreimpresinado con el logo de Clan deseaba un Feliz año nuevo. Por cierto, Pocoyó se las tomó muy bien aunque al tomarse la uva doce tenía el plato aún lleno y un segundo después totalmente vacío, mientras que Pulpo hizo trampas y se las comió todas a la vez.

------------------
 ASÍ FUERON LAS CAMPANADAS DE OTROS AÑOS

-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2015
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2014
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2013
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2012

-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2010
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2009
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2008
-Así fueron las Campanadas en todas las cadenas para pasar a 2007


Contacta con TELEpatético. Rellena el formulario y me llegará tu mensaje.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

No se vayan todavía, aún hay más...